Es que lo necesito

En la era de la Tecnología, la Informática, Internet…, muchas Empresas y Negocios se vieron obligadas/os a tener Presencia OnLine. Si anteriormente ese hecho era suficiente, pronto dejó de serlo, por lo que los nuevos Esfuerzos tenían que ir focalizados alrededor del E-Commerce, el Comercio Electrónico. Hoy en día existe un cierto costumbrismo, una familiaridad con dicho entorno, pero por aquel entonces, se trataba de algo Innovador, atrevido, arriesgado, de “romper” con determinados Estereotipos Sociales, con la finalidad de ser más Competitivas/os y diversificar el CRM (Customer Relationship Management), la Relación con los Clientes, Potenciales o no.

La era digital salva la pequeña librería

Puede que sea el fin o puede que sea solo un cambio. El caso es que las tornas se han invertido. Hace 10 años los grandes supermercados de la cultura se comían el mundo. Hoy se desvanecen, barridos por la marea digital. En la capital de Estados Unidos, Washington, ha cerrado la única librería que hay cerca de la Casa Blanca, de la cadena Border’s . Dentro de poco sucederá lo mismo con una emblemática librería: Barnes & Noble de Nueva York. En la era de Internet, las grandes cadenas de consumo cultural, que amenazaban con homogeneizar el mundo en los años noventa, son cosa de un pasado que puede quedar tan distante como un folletín por entregas.

Zara en la web. ¿Cuál es su estrategia?

Cuando la venta de ropa online atraviesa por su mejor momento, el gigante textil Inditex presentó la versión online de su tienda Zara. La apuesta es conquistar desde el usuario del hogar hasta el consumidor que no se despega de su móvil.Un reciente estudio de la compañía Nielsen sobre tendencias de compra en la red revela el auge experimentado por la venta de ropa online; desbancando incluso a los tickets de avión, gracias a la incorporación de los tradicionales imperios textiles al ambiente de Internet.

La oferta formativa de los trabajos surgidos en la web

E l community manager ha pasado de ser, en poco más de un año, un gran desconocido para la empresa a convertirse en un profesional imprescindible para cualquier compañía que se precie. “Actualmente no existe organización empresarial o sindical que no demande a este tipo de profesional. Las redes sociales, que empezaron como un asunto de ocio, se han desarrollado como un nuevo canal de marketing donde todas quieren estar” asegura Ignacio Baratech, socio-director de la consultora de formación Elogos.