Categorías
Noticias

Málaga, primera ciudad en España con acceso a Internet sin teléfono

Mediante su red 4G, la empresa Clearwire ofrece un servicio inalámbrico con velocidades de banda ancha

Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Aunque quien tiene tiempo libre tiene las joyas de la Corona. Es una de las joyas más preciadas hoy en día y no está el horno para perderlo. Sin embargo, se hace. Ahí están las colas en ventanillas, las largas esperas en la consulta del médico o los pesados trayectos en autobús. A partir de ahora podrán aprovecharse. O saber al instante toda la información de un monumento o el estado del tráfico. ¿Cómo? A través de Internet. Pero sin necesidad de línea telefónica. En cualquier lugar y con velocidades de banda ancha, quien quiera podrá conectarse a la Red desde donde desee gracias a la tecnología 4G. El único requisito es estar en Málaga. No en vano, la ciudad contará con la primera red 4G metropolitana de España. Detrás está la empresa Clearwire, que ha elegido la capital como destino de expansión de sus operaciones. Será su primera red 4G de Europa y también la primera fuera de Estados Unidos.
En total, 80 nuevos puestos de trabajo para poner en marcha un servicio que a final de mes funcionará a pleno rendimiento, llegando a casi 600.000 habitantes. Así lo anunciaba ayer el director general de Clearwire España, Gilberto Sánchez, durante la presentación. Un acto presidido por el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, en el que estuvieron presentes el presidente de Clearwire Internacional, Barry West, así como Javier Cremades, presidente del club Málaga Valley, promotor de la instalación.
La idea, según West, es «fusionar las dos grandes revoluciones de los últimos años: la movilidad e Internet» teniendo en cuenta la necesidad de información «constante y al instante». De ahí el nombre del servicio: Instanet. Por 29,90 euros al mes, el usuario puede acceder a la Red a través de dos modalidades: una orientada al uso en el hogar (compartido con varios terminales) y otra personal, a través de un módem USB. Y todo con una velocidad media de descarga de tres a seis megas, con picos de más de diez.

Sin limitaciones

La base es una estructura abierta IP, combinada con licencias para el uso del espectro radioeléctrico. Algo similar a la conexión WiFi, pero sin las limitaciones de corto alcance a un punto de conexión que tiene el servicio tradicional. En este caso, Wimax 4G permite el acceso en toda la ciudad al medirse las áreas de cobertura en kilómetros y no en metros.
La pregunta es: ¿Por qué Málaga para iniciar la expansión por Europa? Según los responsables de la empresa, por el reto que supone su «complicada orografía» y por el apoyo encontrado tanto en el Ayuntamiento, Málaga Valley y la Universidad como en el PTA y otras empresas tecnológicas, como Intel, AT4 o Avertis, que ha ayudado a construir y gestionar la red. La próxima parada será Sevilla, en tres meses.

Fuente: Diario Sur

Deja una respuesta